miércoles, 6 de abril de 2022

Sacrificio

Noche, encaramada en la escalera de la librería, sostiene en sus manos Masa y poder. Dice

    Escribe Canetti que el sacrificio que hacen algunas religiones a los dioses deriva de cuando los animales huyen en manada de un depredador. Cuando un león se lanza al ataque, cada gacela corre aterrorizada por si es ella la capturada, pero en cuanto una gacela cae las demás se sienten a salvo y vuelven a pacer tranquilamente en la sabana. Si las gacelas tuviesen religión, sigue Canetti, quizá le ofreciesen una de ellas al dios león para que dejase en paz a los demás. Pues bien: eso es el sacrificio: adelantarse a los deseos del depredador para minimizar el daño. Es mejor que se coma el cordero del sacrificio que tenga que buscar una víctima entre los oferentes.
    Interesante. Un mal menor, una negociación tácita, pura teoría de juegos, aunque yo hubiese hablado de una leona y no de un león, pero la idea me parece… 
    Sí, a mí también me ha parecido interesante que derive la idea del sacrificio de la una evolución de un comportamiento animal. Pero con este esquema hay algo que no entiendo: el sacrificio de Jesús.
    Wow, como dirías tú. Dale.
    Si al ofrecerle al dios un sacrificio evitamos que intente comernos a los demás, ¿qué es lo que evitó Jesús dejándose crucificar? ¿De qué se supone que salvó a la humanidad? 
    Ja, ja, ja…
    ¿De qué te ríes?
    De que eres una antigua.
    ¿Perdón…?
    Una antigua, ja, ja, ja.
    Profesor, te la estás ganando…

No hay comentarios:

Publicar un comentario