miércoles, 1 de julio de 2020

Desilusión

Noche entra de la calle. Viste unos pantalones vaqueros escandalosamente cortos y una camiseta con un smiley estampado en el pecho.

    Vaya cara.
    La que tengo.
    ¿Qué te pasa?
    Nada.
    Profesor…
    Me desilusiona el mundo.

Noche se levanta, va hasta la cocina y vuelve con dos copas y una botella de vino blanco de aspecto gélido: rellena las copas, le tiende una al Profesor y dice

    Sabes que la desilusión habla de ti y no del mundo, ¿verdad?
    Quizá si me lo explicas...
    Tu desilusión no pone en cuestión el mundo, pone en cuestión tus ilusiones acerca de él.
    Vale, pero…
    No es el mundo el que ha fallado, sino tú el que se equivocó al desear.

Tras unos segundos de silencio y un par de sorbos de vino, dice el Profesor

    Qué desilusión…
    Pero, ¿no te he dicho que el mundo no…
    No es el mundo el que me desilusiona ahora: soy yo.
    Dios, qué paciencia.

sábado, 27 de junio de 2020

Reproches

Noche duerme en el suelo. De pronto se despierta, ve al Profesor de pie en la entrada del salón y le dice

    ¿Dónde has estado?
    Trabajando.
    ¿Dos semanas?  
    Era un proyecto urgente.
    Te he echado de menos.
    Y yo a ti.
    No tanto si no has tenido un minuto para hablar conmigo.
    Noche…
    Ya, ya sé, no va conmigo lo de los reproches, pero a veces no me importaría ser menos yo.


sábado, 13 de junio de 2020

Nueva oportunidad

El Profesor lee. De pronto se quita sus gafas de présbita y dice

    Dicen que todo esto puede ser una nueva oportunidad.
    ¿De veras?
    Quizá la humanidad tome conciencia de su locura.
    ¿Es esta la primera crisis de la historia?
    No.
    ¿Nos han cambiado crisis anteriores?
    No.
    Pues eso.

El Profesor pone cara de pensar “mira que es lista” y vuelve a su libro. Noche, en equilibrio sobre una gran pelota de colores, hace girar un hula-hoop con las caderas cuando una idea le viene a la cabeza y la golpea con la rotundidad de una pluma de ganso. Entonces dice

    Aunque sí puede que algo cambie.
    ¿Ah sí?
    Sí: la ilusión de libertad. Puede que perdamos también eso.
    La ilusión de libertad...
    Sí.


viernes, 12 de junio de 2020

Conflicto

Noche está pintando en el centro del salón. El Profesor se acerca, se pone tras ella y mira su trabajo: en el centro aparece una pequeña figura humana pintada con detalle de miniaturista. Montones de figuras semejantes, pero reducidas a siluetas negras, se disponen a partir de la figura central formando dos líneas ondulantes que recorren el lienzo de arriba abajo y de izquierda a derecha.

    ¿Título?
    Conflicto. Vivimos en conflicto sincrónico con los demás y diacrónico con nosotros mismos.
    ¿Horizontal sincrónico y vertical diacrónico?
    Sí.
    También podría verse como un conflicto espacial con los demás y uno temporal con nosotros mismos.
    Déjame… Los otros son los que ocupan otros lugares, mientras que mi yo ocupa otros tiempos. ¿Es eso?

El Profesor asiente y dice

    La cosa es discutir.
    Sí.

Noche mancha su pincel de rojo y empieza a unir la figura central con siluetas elegidas parece que al azar mediante trazos caprichosos y sangrientos.

domingo, 7 de junio de 2020

Despertar

El Profesor parece ausente en el sillón de orejas. Noche deja de saltar la comba y le dice

    Profesor, tienes mala cara.
    He tenido un mal día.
    Algo bueno habrá tenido.
    Sí: el instante ese del despertar en el que aún no recuerdas quién eres.
    ¿Cuándo se estropeó?
    Cuando me acordé de quién soy.