miércoles, 20 de noviembre de 2019

Cuando las cosas dejaron de ser como eran

Noche viste leggins y top deportivo de un negro riguroso. Está descalza y toca la flauta travesera en el centro del salón. La partitura que lee en el atril podría ser de Carl Phillipp Emanuel. De pronto se para, mira al Profesor, que la mira desde el sillón de orejas, y dice 

    Hoy le he escuchado a una señora decir que las cosas ya no son como eran.
    Eso es verdad.
    ¿Cuándo dejaron las cosas de ser como eran?
    Cuando nos olvidamos de cómo eran y nos las empezamos a inventar.
    ¿Antes eran mejores?
    No me acuerdo.
    Venga ya.
    No, no eran mejores: tú no estabas.

Noche se lleva la embocadura de la flauta a los labios y vuelve a hacerla sonar, aunque ahora con una sonrisa en los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario