miércoles, 29 de enero de 2020

Cabreo

Noche entra de la calle y se encuentra al Profesor en el sillón de orejas. Le mira y le dice

    Profesor, ¿ocurre algo?
    No.
    Vaya que no: menuda cara.
    La que tengo.
    Sí, de estar más cabreado que una mona.
    ¿Tanto se nota?
    ¿Por qué, Profesor? ¿Qué ocurre?

El Profesor, se levanta, se acerca a la ventana, nos mira, se toma su tiempo, y dice

    No me acuerdo.

Noche reprime una carcajada, se acerca al Profesor, le abraza por detrás y apoya la cabeza en su espalda.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario