sábado, 12 de septiembre de 2020

El autor

Noche, en la mesa de dibujo, trastea con Google Maps. Desde el sillón de orejas, B, que acaba de recitarse a sí mismo los tres mil ciento ochenta y dos versos del Beowulf, le pregunta

    Sigues buscándole.

    Mientras le busco siento como si estuviera.

    Yo especulo inversamente: no debe estar muy lejos si nosotros seguimos siendo.

    ¿Acaso somos imaginaciones suyas?

    Es una posibilidad.

    ¿Y si fuésemos soñados los tres?

    ¿Por quién?

    No sé… ¿por un autor?

    Has leído a Berkeley.

Noche se ríe relajadamente, como si se liberase de una tensión interna y dice

    Pues claro que he leído a Berkeley. ¿Y tú?

    Descarada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario